Hache ST

6953448117_31e6a866ae_b

 

“La música y el Hip Hop debe ser politizado. Cuando digo politizado no me refiero a que deba ser partidario sino más bien que cada exponente deber ser responsable consigo mismo debido a que la sociedad está construida bajo la política. Nosotros los mcs, debemos ser críticos y coherentes con nuestro discurso”

Hache St. [HipHopRD]. (2015, 2 de septiembre).  Hache ST: El HipHop En General Necesita Ser Politizado & Responsable [Archivo de video]. Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=ncYudLDwHDU

Hache St es uno los poetas y mcs de la diáspora dominicana que más respeto. Su música la he escuchado desde que tenía 15 años. Por las investigaciones que he realizado en registros históricos y en la web, puedo afirmar que este exponente es el padre del Hip Hop en la ciudad de Santiago de los Caballeros.

Recuerdo la noche que lo conocí en América Libre 2014. En ese mismo evento compré su disco: Zafra. Esa noche logré tener una breve, pero trascendente conversación con él. Noté que era un sujeto de naturaleza ermitaña y bohemia; tal así como los grandes poetas y filósofos suelen ser. Me acuerdo que esa noche hablamos sobre sus influencias, lecturas, sobre el status quo de República Dominicana y hasta de Nietzsche.

Para ese tiempo solo había escuchado dos de sus álbumes: Efecto Cibaeño y Cognición. Ahora bien, después de haber llegado a mi hogar tras un intenso y emotivo concierto; coloque en el tocadisco de mi habitación el álbum Zafra ¡Grata sorpresa la mía de esa noche! Estaba escuchando uno de los mejores álbumes de Hip Hop producidos por un rapero dominicano. Esto no lo afirmo porque sí; solamente hay que analizar la complejidad de la estructura musical y el contenido discursivo de todo el álbum.

Zafra es sencillamente una excelsa obra de arte en el que se define las verdaderas raíces antropológicas y culturales de nuestro pueblo. Este es un álbum que discursivamente hace una crítica exhaustiva: a la falta de memoria histórica de nuestro pueblo, a la intolerancia a los hermanos haitianos, a la corrupción estatal, a la educación tergiversada, a el jeviteo, a la discriminación racial, entre otros problemas comunes en nuestra sociedad.

En definitiva, les invito a conocer la obra de este talentoso poeta y rapero dominicano. Es uno de los pocos grandes prodigios del Hip Hop que nos queda. Así que apóyenlo y escuchen sus temas por Spotify, Youtube y Itunes.

 

Por: Julio Pérez Cabrera

Análisis de la obra “En el camino de la iluminación” de Edison Montero

Hace dos semanas fui a ver la exposición “Tiempo de comic” en el Taller de Arte Contemporáneo Tríptico. Fui acompañado de mi amiga y colega Gabriela Gell. Nosotros, al contemplar las creaciones artísticas quedamos sorprendidos por la diversidad estilística, al igual por la fascinante creatividad de los artistas locales.

Sin embargo, hubo una pieza en la cual nos detuvimos aproximadamente por 20 minutos con el fin de analizarla y comprender el trasfondo filosófico y antropológico que al artista quería comunicar.

La obra a la que me refiero es la secuencia narrativa de Edison Montero “En el camino de la iluminación”.

Esta es una obra con un acabado muy bien logrado. Los trazos se notan que fueron realizados con la mayor sutileza posible. Los colores hacen que el espectador se transporte a un plano surrealista donde el individuo y el universo conservan una unicidad armoniosa. Considero que esta es la razón por la que mi amiga y yo quedamos impactados al observar la creación.

Un punto muy interesante de la secuencia es que el artista utiliza un animal serpentiforme que engulle su propia cola, formando así una figura circular. Este es un símbolo utilizado por la gran mayoría de las escuelas esotéricas; simboliza el ciclo eterno de la vida o tal vez el absurdo de la existencia, tal como lo plantearían los pensadores nihilistas como fueron: Friedrich Nietzsche y Martin Heidegger.

Ahora bien, el concepto etnográfico que plantea el pintor es lo que nos resultó más interesante. Desde nuestra percepción, nosotros llegamos a la conclusión de que el artista partía como base fundamental el libro de la Biblia. Entonces, al ser Edison Montero un pintor de gran ingenio, interpretamos que intento transmutar todo el andamiaje conceptual que nos han inculcado desde que somos niños. La imagen de Cristo que no enseñan en las iglesias y en las escuelas es el Cristo blanco y de cabello lacio como lo elaboraba el pintor barroco Diego Velázquez, pero … ¿Realmente Cristo fue de tez blanca si se estima que se desarrolló por las zonas aledañas a Egipto? ¿No será esta una visión de un cristianismo tergiversado por lo alta nobleza del Occidente?

En definitiva, “En el camino de la iluminación” es una obra maestra de este talentoso y prometedor pintor de República Dominicana que nos hace cuestionarnos sobre muchas concepciones que nos han sido infundidas y que por ser de carácter dogmático no cuestionamos. Así que le invito a usted, estimado lector, a que pase a ver la exposición “Tiempo de comic” en el Taller de Arte Contemporáneo Tríptico; le prometo que no se arrepentirá.

 

Por: Julio Pérez Cabrera

Muerte por mil cortes

muerte-por-mil-cortes

Ayer jueves 15 de septiembre de 2016 tuve el honor de ver en el Centro León “Muerte por mil cortes”, un documental de ámbito medioambiental dirigido por Jake Kheel y Juan Mejía Botero. Ambos profesionales son individuos comprometidos por la conservación del medio ambiente. Kheel ha trabajado en varios programas de soluciones de la degradación de los recursos ecológicos y Mejía Botero en la producción de diversos cortometrajes de índole antropológico.

El título del documental hace alusión a una forma de suplicio chino utilizado hasta principios del siglo XVIII para ejecutar penas de muerte. Según la fuente de Wikipedia; esta práctica consistía en descuartizar al reo, que previamente era drogado con opio y atado a un poste hasta extracción de un órgano vital. Si hacemos un símil con el tema tratado en el documental; es simbólicamente lo mismo lo que le están realizando las grandes corporaciones sin escrúpulos a nuestros recursos ecológicos.

El tema central del documental es la deforestación ilícita que se ha ido realizando en el Parque Nacional Sierra de Bahoruco con el fin de obtener carbón y venderlo ilícitamente. Es decir, una crítica exhaustiva a la avaricia del ser humano.

El documental por todos los pasajes mostrados tiene un gran valor antropológico y etnográfico debido a que se presentan las manifestaciones sociales y culturales de los individuos aledaños a la zona; desde las costumbres cotidianas, ritos religiosos y expresiones artísticas.

Es mostrado explícitamente en el documental que la explotación irracional de los recursos ecológicos trae graves consecuencias para la estructura social; tales como: enfermedades, pobreza y migraciones masivas.

Todo lo proyectado en este trabajo cinematográfico me motivó a realizar una introspección profunda sobre la realidad sociopolítica de la isla de la Hispaniola; discurre por lo siguiente. Gran parte de los citadinos de los sectores populares con prejuicios vinchistas-ultranacionalistas de República Dominicana satanizan y culpabilizan a los habitantes haitianos por los actos de explotación sin conciencia de los bosques, sin embargo… ¿Realmente son ellos los culpables? No, ellos sencillamente son peones de una estructura más compleja de hombres ambiciosos y sin principios éticos que solo les interesa acrecentar sus riquezas sin pensar en el futuro de las nuevas generaciones.

Y vuelvo a interrogarlo a usted, estimado lector ¿Si no tuviera los recursos necesarios para satisfacer sus necesidades fisiológicas básicas, no haría usted lo que fuera para preservar su existencia? He ahí la cuestión.

Muerte por mil cortes es un trabajo digno de apreciar; es imposible verlo sin que te despierte la indignación y el deseo de asociarte a una organización no gubernamental que luche por la preservación de nuestros recursos naturales.

En fin, le invito a participar en el festival de Muestra de Cine Medio Ambiental realizado en el Centro León. Es una experiencia que me ha ayudado bastante para sensibilizarme más sobre los recursos de la isla en que vivo; además me ha ayudado para reconfirmar mi tesis sobre el Arte, la cual es que el fin ulterior del este mismo es sensibilizar el alma del ser humano para que este sea cada vez más empático y comprometido con el medio.

 

Por: Julio Pérez Cabrera