Análisis poético sobre la obra de Riccie Oriach

rici

Por: Julio Pérez Cabrera

 

Riccie Oriach está siendo uno de los exponentes dominicanos de la música alternativa que ha ido creciendo progresivamente en la escena mainstream. Es común ver en sus conciertos un público con gustos musicales fuera de su estética que lo apoya debido a la diversidad de colores que transmiten sus composiciones. Pero eso no es todo, cabe destacar su contenido lírico que se caracteriza por ser peculiar ya que describe realidades que representan la cotidianeidad de los que se vive en la isla, sin embargo, él dibuja con las letras de una manera tal que atrapa al oyente con las historias que cuenta. Es por esta razón que me he tomado el tiempo para analizar la poética de este artista vanguardista.

Empecemos por la métrica que suele utilizar en sus canciones. Tras analizar varias de sus líricas pude notar que no utiliza una métrica uniforme ya que varía dependiendo del ritmo de la música. Hay canciones como “La Dueña” que al cantar utiliza versos de 8 a 12 sílabas métricas, pero al cambiar el ritmo rapeando, pasa de 11 a 15 sílabas. He aquí un ejemplo:

 

Mi Pai’ te quiere, Tu mai’ me adora 10

Que tú esperas vamos a cosechar 10

Ya mi sobrina quiere un primito 10

Ella dice que lo va a cuidar. 9

Habitaremos en las montañas 10

En una granja que yo tengo allá 11+1=12

Y por el río bajaremos 9

En una barca a pasear 8

Prendemos tabaquitos para espantar los mosquitos 14

Después de pal de días se nos hacen amiguitos 15

Suelta el Internet toma una taza de té 12+1=13

De la receta nueva que yo te preparé 13+1=14

Vayámonos pal monte alucinemos 11

Veamos cosas que los dos amemos 11

Bailando de madruga’ debajo de la enramada. 15

(Riccie Oriach, La Dueña)

 

Sin embargo, tiene canciones donde la diferencia métrica entre un verso y otro es algo desmedido. No obstante, no se nota esa diferencia cuando canta. Tal como son los ejemplos siguientes:

 

El guachimán con su radio que na’ ma’ pone bachata 16

En su mecedora que le falta una pata, recostada del zafacón 21+1=22

Y la vecina chivata le vocea desde el balcón que vaya a jugarle una quiniela 26

Pa’ ella el barrio una novela, y cuida’o si le niega un favor 18

(Riccie Oriach, Prima Tecata)

 

 

Me encuentro con Chick Corea, Miley Cyrus y Condorito 17

Andaban dibujando sus ideas por debajo ‘e la butaca en papelito 23

En una dijo Condorito, que curaba el SIDA y que él era Jesucristo 22

Me presiné y miré hacia arriba y una voz me dijo hazle caso al tipo 20

 

(Riccie Oriach, Viaje al Infinito)

 

Ahora bien, en cuanto a los temas que se desarrollan en sus canciones son muy diversos. Van desde experiencias oníricas como es el caso de “Viaje al Infinito”, relatos sobre personajes denigrados como también típicos de los barrios tal como se describen en “Prima Tecata”, cuestionamientos sobre la moral y las relaciones con exparejas como en “La Guayaba”, historia sobre desapego “Esa Flor”, entre otros tópicos. En cada una de sus canciones se exponen de manera muy marcada aspectos que representan la dominicanidad tanto por los personajes que describe como también por los objetos que hace referencia “El mosquitero”.

 

La obra de Riccie Oriach, aunque aparenta ser simple y fácil de digerir, está cargada de varios recursos retóricos que enriquecen sus composiciones. Uno de los recursos morfosintácticos más comunes en las canciones de Riccie es la anáfora que es la repetición de una palabra o grupo de palabras al comienzo de varios versos o de varias oraciones, lo cual le da mayor sonoridad a la estrofa. Por ejemplo:

 

Que yo tengo una prima tecata, un hermano ladrón y un primo maricón

Que yo tengo un perro viralata y un culebrón que come ratón

(Riccie Oriach, Prima Tecata)

 

Que yo no sé cuándo va a ser

La última vez que yo vea a mi abuela

Que yo no sé cuándo será

Dónde y por qué yo la veré

(Riccie Oriach, El Mosquitero)

 

Cuando desperté del sueño aterrizaba y to’ el mundo aplaudía

Cuando desperté del sueño llegué a la isla mía

Cuando desperté del sueño, Aieeh, melodía

Cuando desperté del sueño, tu mano aun sostenía la mia

 

(Riccie Oriach, Viaje al Infinito)

 

Un recurso fónico que utiliza este compositor es la onomatopeya donde recrea sonidos de instrumentos por la voz tal como lo solía hacer Rubén Blades. Ej:

 

Pa pi ri bun birin

Pa pi ri bun birin

Pa pi ri bun birin

bun birin, bun birin.

 

(Riccie Oriach, Prima Tecata)

 

El recurso semántico que caracteriza su obra es la metáfora cargada de doble sentido. Algunos términos más notables son los siguientes:

-La guayaba yo la guayo: esta metáfora simboliza en el contexto de la canción como una mujer con la cual tiene relaciones sexuales.

– Esa flor: hace referencia a una mujer que amaba o a una droga que consumía.

-Candela colorá’: esto simboliza al sexo en el folclor místico-religioso.

 

Hay muchos aspectos más que se podrían evaluar como son: las imágenes surrealistas, el uso constante de epítetos, referencias culturales y descripciones de varios personajes, sin embargo, en este análisis sobre su poética está lo que yo consideré más emblemático dentro de mi rol como poeta. En fin, Riccie Oriach es una figura que promete mucho ya que de por sí está creando algo totalmente diferente de lo que se escucha hoy en día. Así que termino deseándole mucho éxito en su carrera como artista.

 

 

 

El Trío lanza nueva compilación

IMG_4498El Trío, una de las mejores bandas de rock del país, acaba de lanzar una nueva compilación de canciones de sus cuatros álbumes publicados de manera gratuita. Esta banda se destaca por su carácter experimental y vanguardista donde la fusión de diferentes estilos musicales de manera bien lograda representa la mayor virtud de la agrupación.

Así que les invito a acceder al link de bandcamp que le dejaré a continuación para poder descargar y poder deleitar de esta obra maestra.

https://progshinerecords.bandcamp.com/album/balance

Entrevista a Riccie Oriach

unnamed-5-620x400El sábado 22 de abril de 2017 tuve la oportunidad de escuchar en vivo al artista y compositor dominicano Riccie Oriach acompañado de su alucinante banda. Esta agrupación se destaca por la fusión de diferentes estilos musicales como es el rock, el reggae y el jazz dando como resultado una interesante producción con rasgos afro-caribeños muy arraigados. En cuanto a la lírica de Oriach se destaca por ser simple y clara tal como la de Rita Indiana, pero con una gran inclinación a la representación de la dominicanidad.

Con el fin de profundizar más sobre este artista tuve el honor de hacerle la siguiente entrevista que compartiré a continuación:

¿Desde cuándo estás involucrado en la escena de la música?

Desde los 14 años siempre estuve involucrado en una escena musical alternativa, mis inicios fueron como vocalista de una banda de punk/rock, y como organizador y gestor de conciertos caseros underground extremos, de ahí conozco la mayoría de mis amigos actuales. Me críe escuchando música popular criolla desde la sala de mi casa, mientras se colaba por mi habitación y se mezclaba con el repertorio de rock pesado que sonaba en las bocinas de mi computador.

¿Cuál es tu mayor motivación al componer las líricas?

Creo que mayormente lo hago por mí, es una forma de disipar un poco el peso del tiempo y los retos que a diario se viven, así le doy la cara: componiendo.

¿En qué género encasillarías la música que produce tu banda?

Al componer mi música siempre trato de dejar una libertad en medio para que los músicos desarrollen y se conecten sus energías con el centro y alrededor de mi voz, clasificar la música por géneros para mí es una limitación ya que lo que hacemos sale de lo que sentimos en el momento, pero en el mundo exterior se le llama fusión afrocaribeña, yo lo llamo TropiDarknes.

¿Cuáles son tus aspiraciones futuras con el grupo?

 Mi Line-up actual está compuesto por 7 talentosos músicos, entre ellos Sosa Mas Nada (Baterista/ Arreglista), Federico López que además de ser guitarrista de la banda, también está a cargo de la producción de mi nuevo EP que saldrá seguramente en el verano. Vic Contreras en guitarra/ arreglos, José Carlos Oviedo en percusión, Nicolás Mondragón en saxofón, Génesis Zabala en la flauta, Eliohnel Pozo en el bajo; todos jóvenes artistas que tienen también sus otros caminos y esas búsquedas aportan a la sinergia de la banda y genera lo que estamos ofreciendo al público actualmente. Estamos dispuesto a llevarlo a los rincones del país que nos abran la puerta y también fuera de la isla.

 

¿Cuáles son tus mayores influencias?

Entre mis influencias se encuentran varios exponentes y proyectos que sin lugar a dudas me han marcado, entre ellos: Laura Pausini, Necrophagist, Ismael Rivera, Luis Vargas, Yasser Tejeda & Palo tre’, La Armada. Además, estamos en un sitio privilegiado musicalmente, lleno de creación y talento y eso nos marca y nos da herramientas para seguir.

 

En fin, Riccie Oriach acompañado de su banda, es una gran promesa para la escena musical de República Dominicana ya que las fusiones que realizan acompañado de su lírica dan un sabor que demuestran nuestras verdaderas raíces caribeñas. A continuación, queridos lectores, les comparto su último sencillo llamado “La dueña”, un trabajo con una admirable calidad estética.

Por: Julio Pérez Cabrera ©

Análisis estético del álbum “Residente”

residente

 

 

Recientemente el artista Residente perteneciente al grupo Calle 13 ha lanzado un nuevo álbum como solista que se titula igual que su nombre artístico. Este último trabajo conceptual está íntimamente relacionado a su documental que narra una travesía alrededor de cuatro continentes, siete países y trece regiones: Siberia (Kyzyl), Moscú, El Cáucaso (Osetia del Norte, Osetia del Sur, Georgia y Armenia), China, Barcelona, Londres, Ghana, Burkina Fasso, Niger y Puerto Rico. Es por esta misma razón el carácter cosmopolita de cada una de las canciones donde se ve marcado instrumentos, ritmos y cantos de diversas culturas; todos estos elementos amalgamados en una obra maestra.

El álbum inicia con el tema “Intro ADN/DNA” que en esencia trata sobre una búsqueda existencial de parte del artista. Esta canción está compuesta por cánticos y ritmos de percusiones que hacen alusión a la cultura africana. Al igual sucede con el tema “Somos anormales” el cual está cargado con un contenido de crítica social hacia al falso concepto de perfección humana que nos ha querido vender los medios de masas, asumiendo en esta canción de que todos somos anormales, detalle que hace que nuestra especie sea rica y diversa. Un dato muy interesante de este tema es que el riff de guitarra que se escucha al final, fue realizado por Omar Rodríguez, el guitarrista de la famosa banda de rock psicodélico The Mars Volta.

El siguiente tema “Interludio entre montañas siberianas” es un interesante cántico que muestra de manera deslumbrante la cultura de los nativos de la región de Siberia. La canción posterior “Una leyenda China” es líricamente tal como se titula y musicalmente es un tema orgánico en cuanto a la composición musical relacionada a la cultura asiática. Las canciones “Interludio Haruna Fati” y “Dagombas en Tamale” hacen referencia sobre la situación socio-cultural de Ghana acompañado de sus apreciables ritmos percusivos. Rompiendo ese esquema, aparece “Desencuentro” que es un tema con un carácter más anglosajón que posee una lírica romántica acompañada de la artista francesa Soko. En cuanto “Guerra”, “Apocalíptico y “La sombra” Residente hace una personificación con cada uno de los títulos con el fin de hacer un ejercicio de aparente empatía con el público. Finalmente “Hijos del Cañaveral” es una hermosa representación poética de las características del pueblo boricua acompañado de una instrumentalización muy propia de este país.

Residente con este último trabajo artístico ha asumido un gran reto y es la de conectar a través de la música las diferentes culturas del mundo. Cabe destacar que la principal razón por la que hizo esta magnífica obra de arte fue la de encontrarse a sí mismo. Ahora bien, hablando sobre la estética general del álbum se puede mencionar que, a pesar de la diversidad musical, todo tiene cierta unicidad que demuestra que nuestra humanidad es hermosa cuando se unifica.

En fin, Residente nos ha sorprendido a todos con este álbum como solista, no hay que ser un gran crítico de arte para afirmar que ésta es por sí una obra maestra. Así que no me queda más que felicitarlo a él y a todo el grupo de músicos que estuvieron involucrados para que este proyecto fuera una realidad.

 

Por: Julio Pérez Cabrera ©

Reseña de la canción: El castigador

Captura-de-pantalla-27

Recientemente la poeta, novelista y cantante dominicana Rita Indiana ha publicado un nuevo sencillo titulado “El castigador”, un tema cargado con un alto contenido de crítica social a la situación socio-política de República Dominicana, la cual desde que es república, ha sido contaminada por el virus de la corrupción estatal.

Tras tantos años de retiro de la música con el fin de dedicarse a la literatura, Rita Indiana ha vuelto con una estética que lleva impregnada un estilo que irradia autenticidad. Cabe mencionar que todo su repertorio se ha caracterizado por la fusión de los ritmos afro-caribeños con la música anglosajona tal como es caso del: rock psicodélico, blues y el punk. Sin embargo, el caso de este nuevo tema es una experimentación difícil de definir; se nota ciertos rasgos del art rock, merengue y pop.

En cuanto lo audiovisual hay que destacar la excelsa dirección y producción respectivamente de Noelia Quintero y Mariana Reyes quienes lograron de manera muy acertada plantear la narrativa que expone Rita Indiana en su canción.

En fin, es para todos una gran sorpresa el regreso a la música de esta gran artista. Así que le deseo mucho éxito en esta nueva etapa.  Por otro lado, para los que no conocían su faceta como poeta aquí les comparto algunas de sus creaciones.

 

 Por: Julio Pérez Cabrera ©

 

   WALKMAN LEZAMIANO

estoy saliendo

escurriendo lo que

después de la muerte de Dios

me ha sobrado

los rostros levadizos

los cementerios de ojos

miles de calles como confetti

cassette de celofán

es el recuerdo que no cede

saliendo, oliendo, escuchando

ca-mi-nan-do una noche

que desconoce la dimensión de su esqueleto

caminando esta ciudad gerundio

que desconoce a sus militantes

es difícil ablandarse los pies

contra el acelerador de un

auto

y desafiar al peatón y a la marchanta

con su vestido de lija

papel transparente

sonriente

cuidarse de las fosas nasales que hay regadas en la

acera

succionantes

huacales de estiércol en las mejores mentes de la

ciudad

barras perforadoras de estómagos

niños que construyen máquinas de tortura

torres de control sonoro

hormigueros kilométricos que derrumban las casas de

Naco

en el más breve silencio

es difícil ser un delfín

en este tiempo

que a los elegidos les machaca

la cabeza

este tiempo que se mira en el espejo

y se señala con la mano podrida

sosteniendo un walkman

aquí el peatón se burla de la marchanta

y el cassette y la cadencia

y la conciencia de los asiduos

tiene una batería de pilas

que suena

 

LA VOLA UNTÁ DE PODER

yo admiro a la gente shoppenauer

que caen parao

como la gatúbela

con uñas de acero a lo maco

son prototipos de DIVAs

con un podólogo de guardaespaldas

uno sólo les ve el celaje

cuando pasan jugando “chicken” a 200

de riversa

para escuchar la voz de zaratustra.

 

TESTIMONIO

Yo soy

la única que ha visto

el embrión de apocalípsis

que en la cabeza del puente

como un graffitti

que representa me ha ungido

y desbaratado

clavado la espada fosforecente

bautizado con acero inoperante

soy tu mami aeromoza miss de

la pasión de un cristo rey

la noción del ocio más profundo

la cigüeña flaca mascachicles

la estratega de pies planos

la que yo soy y seré for ever and ever

la mortalmente infectada de concursos

televisados, carnavales del tercer mundo

buscando la verdad

en los vertederos de la nobleza capitaleña

en las patitas adineradas de las cucarachas de

los salones de belleza

encontrándome la noche

solemnemente deshecha

los nudillos rotos de tocar las puertas

y los bordes de las gruas

que levantan falos de la ciudad hasta el cielo

la profecía anunció que yo

vendría a combatir la carcoma

de gordos semanales y lápidas como soles

que derrumban las cabezas de

la gente

como frutas

golpedas por un martillo

los perros de la calle

esos que son mi dominio

sucios como las marquesinas de Naco

sabían de mi venida

desde hace siglos

yo soy la madre

vagabundos en el inconsciente trujillista mis retoños

soy la que empuja el dedo hasta la llaga

soy la llaga abierta desde los setentas en la cara

pálida de Ciudad Trujillo

soy la bestia de peluche

soy el ule y y el gusano que busca

soy el solitario flamboyán que acoge

a los necesitados

bugarrones que dan el culo

por un refresco merengue

esa es la verdad

soy la vela que te abre el camino

la perra villana levantada en cuatro patas de cemento

la mujer que no seré

soy una cosa muy mía

es que nadie entiende esta soledad?

Vengan

entiérrenme completa en la carretera

donde mil hongos blanquecinos cobijarán mis nalgas

manimuertas por la magia

esta magia madre de los niños que como yo

pululan la noche dominicana enrarecidos por la droga

que el coco secreta cuando hay luna llena

vengan

coman de mi cuerpo

antes de que pase el tiempo su gillete que es una

tumba

y me calculen pendejos los que vendrán después de mi

mirando con los ojitos una foto desteñida

de mi presente gloria en pampers

Vengan

traigan perfume

fiebres esquimales tengo alojadas en la carne

de mi espejo

La ciudad se montará en mi lomo

Y seremos una

sola cosa mía

Golden bárbara bendita

Golden dulce baby bitch

Golden carro de la suerte Knorr

Golden destino del inoperante

Golden y bendito don Manuel del Cabral, loco caminando

desnudo persiguiendo un verso

lloremos como lloraría yo en este caso

Y luego una oración

Y luego una visión

San michael jordan volando por los aires del Ensanche

Ozama

Ven a verme juye ven

Las pasolas saboteando todos los dados de la suerte

La velocidad de la malicia

De un habitante de la ciénaga

Soy la estrella de los perros desvelados

El cibao engrandecido como un almacén de piedras para

comer

El sur un solo acento perruno

El este un desierto de gente muerta y cocida en una

olla en forma de diamante

Todo bajo el aullido

del hombre perro

el mutante que tiene en los bolsillos

escondidas

a las pulgas del mal

la muerte colmilluda

roedora de huesos

la muerte rabiosa that we will allways will be

el hombre perro calcula su propio peso mirando el

obelisco

los elevados de cartón sobre su lomo

adelantando el apocalipsis del patio

que también es de mi invención

porque todo lo que hay sobre esta metrópolis es mío

yo le he nombrado todo

lo he sido todo

marioneta de radiotelevisión dominicana

dominicana ausente en un concierto de vickiana

perdedora de concursos de belleza

idiota número ocho

pretendida del domingo balguerista

puta, vieja

perra

pobre golden

baba

yo

vengan a mi los poderes

de un changó que es ahora un pokemón

a mi sin nombres

sin cumpleaños

sin pollos genéticamente manipulados

sin estufa en que prepararme un café

sin nombre

sin golden

yo

la que espera a sus hermanos bajo una colcha tricolor

que no es la patria

es otra cosa alcoholizada

por los desechos y el discovery channel

yo

la ferviente admiradora de Toño

la estrella de los perros que revolotean como

caníbales mariposas de chatarra

la que retoza con los matacueros, singafiao,

hijoesumadre

que no son yo

la que ve como descuartizada la ciudad sigue

necesitando

sus antiguos nombres

es que nadie viene aún?

Por qué ya nadie levanta el teléfono?

El secretel es la marca de la bestia

Vengan por favor

Libérenme de esta isla cara cortada

Y que no se acuerda de sus abortos

Vuelvo a ser yo otra vez

La infancia de un chiripero cibernético

La menuda mugre del catolicismo light

Apostando a mi suerte

En el corazón del cielo caribeño

el huracán final

que entrará sin misericordia por todas las puertas

Al huracán

Que es una araña metálica

Con ocho aspas doradas

Me lo pongo en la mano

Y mi mano es la isla

Y como siempre

es tan bonita.

 

La Mercancía

*Fotografía por: José Rozón

El sábado 25 de marzo de 2017 el colectivo Coturno teatro presentó en el Centro de la Cultura la obra “La mercancía” del escritor Aquiles Julián bajo la dirección de Danilo Rodríguez. El elenco actoral estuvo compuesto por: el mismo Danilo Rodríguez, Víctor Estrella y Sahelys Tavárez. La producción estuvo a cargo de: Fel Di’ Gargo y Paula Bussi; el maquillaje y vestuario: Mariela Díaz y Francisco Gil; la escenografía por Francisco Gil y la musicalización y la línea gráfica por Karim López.

La pieza teatral “La mercancía” trata sobre la condición existencial de cómo la sociedad aliena al individuo a tal punto de desvalorizar su humanidad llevándole a un proceso de cosificación; una condición que escritores tales como Erich Fromm y Ernesto Sabato temían sobre la posmodernidad. Esta obra está cargada de alto contenido de crítica social donde se expone el absurdo como elemento principal de todo el andamiaje argumentativo de la creación.

Algo muy notable de la obra es la satirización del politiquero como personaje ruin, incoherente e hipócrita; siendo esto un aspecto muy característico de la gran mayoría de los líderes caudillistas que han asumido el poder en esta media isla. También cabe resaltar la caricaturesca representación del personaje psicópata con todas sus manías, obsesiones y artimañas.

Tomando en cuenta todos los puntos importantes para que una obra teatral presente cierta calidad, afirmo que esta ha sido una de las mejores piezas que ha presentado este colectivo; se mostraron excelentes actuaciones, una buena dirección y producción, buena escenografía e iluminación, un buen vestuario y maquillaje que contextualizaba la época donde se desarrollaba la obra, entre otros aspectos.

Por tal razón, no me queda más que felicitar a los miembros que conforman parte de Coturno teatro por brindarnos a los espectadores de esta ciudad un teatro de suma calidad profesional y con alto contenido social que nos hace cuestionar sobre las principales problemáticas que nos afectan como sociedad. Espero que este grupo se mantenga firme con sus iniciativas y que sigan evolucionando cada vez más con sus obras.

 

Por:  Julio Pérez Cabrera ©

El Trío

Hace poco descubrí una banda que me ha dejado totalmente estupefacto; una banda cuyas composiciones musicales fluctúan entre la experimentación vanguardista y la fusión de diferentes estilos musicales. A la agrupación a la que me refiero es El Trío, grupo cuya formación data desde el 2003.

Los miembros que la componen son: Jonatan Piña Duluc (guitarra y voz), Kilvin Peña (bajo) y Johandy Ureña (batería). Debido a la complejidad de sus composiciones el género en que se podría encasillar su música sería progresivo-fusión con grandes tendencias a las raíces dominicanas.

Entres las influencias más notables de la banda se encuentran: Transporte Urbano, Fito Páez, Xiomara Fortuna, Living Colour, Soda Stereo, Luis Alberto Spinetta, entre otros tantos.

En cuanto a la temática general de sus líricas va desde la inconformidad de ellos con el mundo; obsesiones de todo tipo: sexuales, pasionales, amorosas y políticas; esperanza; rabia con el mundo heredado, decepciones y todo tipo de conflictos internos y externos.

Ahora bien, tras escuchar todo el repertorio de El Trío llegué a seleccionar el tema que más me impresionó, tanto por el carácter insólito de la lírica como por la gran complejidad estructural de la canción, ésta se llama “Va a llover”. El tema expone de como cada sector socio-económico es afectado por la lluvia y como esto demuestra la gran brecha entre las diferentes clases sociales. El tema va entre una voz agresiva y desesperada que representa a los de abajo y una voz tenue y relajada que representa a los burgueses. Lo que más me llamó la atención de la canción es el carácter avant-garde ya que va con continuos cambios de ritmos, múltiples melodías y cambios de estilos dentro de un mismo tema. Para mí fue totalmente sorprendente escuchar que la canción transita por el hard-core, trash-metal, free- jazz, psicodelia, merengue y el blues.

En suma, El Trío es uno de los mejores grupos de rock progresivo que ha engendrado esta media isla. En cada album se da a relucir la gran genialidad que poseen cada uno de los miembros. Por esta razón, les invito a deleitar los cuatros álbumes publicados en Spotify, les aseguro de que no se van a arrepentir.

Aquí la página de Facebook de la banda:

https://www.facebook.com/eltrio.0/

Nota: si les gusto la producción favor de compartir, así contribuirá a la difusión de la banda.

 

                                                                    Por: Julio Pérez Cabrera

Reseña de la obra de: Rosee Abreu

Rosee Abreu es una talentosa artista de la ciudad de Santiago que se desarrolla en las áreas del dibujo y la música. Actualmente forma parte de la banda de rock Búyazeh como también tiene un proyecto individual llamado &c en el cual ha lanzado un primer EP llamado “Etcétera”.

Según como me había comentado, la mayor motivación de Rosee es el hecho de inspirar a los demás. Siempre que dibuja o escribe una canción lo hace como forma de expresar sus sentimientos y lo que le parece más satisfactorio es que las personas se sientan identificadas.

En cuanto a sus influencias musicales se encuentran: Neighbourhood, Silvio Rodríguez, The Smiths y The XX. En el dibujo se siente inspirada por: Sean From Texas y Keith Haring.

En fin, aquí les muestro algunas de sus ilustraciones como tambien su primer EP.

 

 

 

img_0793img_2563rosse

 

 

Por: Julio Pérez Cabrera

Ce Qei, Diego Raposo-Un Ride

Como había expuesto en un post anterior, Ce Qei es uno de las nuevas promesas en la escena Hip Hop de República Dominicana. Es un rapero que posee notables habilidades tanto en lo que se refiere en la composición de sus líricas como la fluidez al expresar sus versos.

Por tal razón, les invito a ver el video de su nuevo sencillo “Un ride”; un tema cargado de buenas vibras y beats de Diego Raposo de gran calidad que le da una estética única al trabajo realizado.

 

Por: Julio Pérez Cabrera

Reseña de la banda: Dimablos

Dimablos es una de banda rock de Santo Domingo conformada por: Humberto Dimablo, Emi Jiménez, Arturiely Liranzo y Alexander Baez. Su estilo musical es un poco díficil de definir ya que experimentan con diferentes subgéneros como es el punk tal como podemos percibir en su tema “Fronteras de mierda”, el blues psicodélico en “Moona” y el pericorock en “A los corruptos”.

A este grupo he tenido el honor de escucharlo en diferentes eventos y tengo que destacar que transmite una gran energía que dan ganas de moverse a disfrutar. Algo que distingue a esta banda de las demás es el sonido del saxofón que la da otra esencia a su música siendo ésta más improvisada y eclética.

Otro aspecto a mencionar es que el vocalista y guitarrista de la banda es un individuo muy comprometido con las causas sociales por lo que las líricas de gran parte de sus canciones están cargadas de mensajes de concientización como también de rabia con el fin de usar la música como un puente de catarsis colectiva para expresar eso que todos sentimos al contemplar el absurdo de nuestra realidad.

Para concluir, invito a todos mis lectores a escuchar a esta banda tan prometedora y talentosa como es Dimablos, les prometo que no se arrepentirán al escuchar su repertorio.

Por: Julio Pérez Cabrera